+

Ser queer y creyente

A menudo, la religión y la homosexualidad son percibidas como contradictorias. Y los contextos religiosos también pueden ser difíciles para las personas que no se ajustan al esquema hombre-mujer. ¿Cómo lidian las lesbianas y los gays, las personas bisexuales, transgénero o intersexuales con esta situación?

No cabe duda: en las declaraciones sobre homosexualidad por parte de las comunidades religiosas más grandes y con representación en Alemania, las voces que cuestionan este comportamiento o las que directamente lo condenan son mayoría. Las personas bisexuales, transgénero o intersexuales no están tanto en el foco de atención, pero raras veces se les da abiertamente la bienvenida.

¿Se puede ser queer y creyente?

Muchas personas LGBTIQ y sus comunidades se distancian de las organizaciones religiosas, y a veces también de la religión en general, debido a que han experimentado exclusión por su parte o a causa de declaraciones que cuestionan sus identidades o que son directamente LGTBfóbicas. Sin embargo, existen: el musulmán gay que acude a la mezquita, la pastora lesbiana y transexual, la persona intersexual miembro de la parroquia, el teólogo bisexual…

No obstante, las personas LGBTIQ que son creyentes o que se interesan por la espiritualidad y la religión se sienten a menudo doblemente incomprendidas por otras personas LGBTIQ o por otras personas creyentes.

En algunas fases de su vida pueden tener la sensación de que su orientación sexual o su género y su fe no pueden coexistir. Otras personas sienten que su manera de amar y de ser está en consonancia con su imagen de Dios y la ética que les transmite su religión. O incluso cuentan que su relación con Dios o su espiritualidad les da fuerza para hacer frente a un entorno LGTBfóbico.

Unir mundos separados: creación de redes, educación, búsqueda de referentes teológicos

Muchxs creyentes LGBTIQ buscan contactar con otrxs LGBTIQ en su comunidad religiosa para apoyarse mutuamente. Para muchxs también es importante que las personas cis y heterosexuales religiosas sepan más sobre las parejas del mismo sexo, la intersexualidad o la transgeneridad, para combatir así los prejuicios y la ignorancia sobre el tema.

Otrxs se informan sobre los modos de justificar la condena religiosa a la homosexualidad o la distinción rígida hombre-mujer. Exigen, por ejemplo, que los pasajes pertinentes de las sagradas escrituras se contemplen en su contexto histórico y declarativo. O investigan sobre interpretaciones o tradiciones alternativas en la historia de su comunidad religiosa más próximas a un entendimiento de la pareja, la sexualidad y el género que sea más abierto a las personas LGBTIQ.

En ocasiones, las personas LGBTIQ encuentran más apertura y respeto en el contacto personal dentro de la comunidad religiosa de lo que cabría esperar teniendo en cuenta la postura oficial. Otras personas, no obstante, forman sus propios grupos o comunidades, a veces con creyentes que por otras razones no se sienten a gusto en comunidades más restrictivas.

Ihre Meinung ist gefragt!

Helfen Sie uns, das Regenbogenportal noch besser zu machen und nehmen Sie an unserer Umfrage teil.