+

Mi hijx es intersexual

“¿Niño o niña?” A veces no es tan fácil contestar a esta pregunta. Padres y madres se enfrentan entonces a cuestiones complicadas.

La noticia de que su hijx no encaja corporalmente en las categorías femenina o masculina pilla a la mayoría de padres y madres desprevenidxs. Especialmente cuando incluso el personal médico actúa de forma insegura, les confronta con un diagnóstico que suena alarmante o con más exámenes médicos, es fácil que se sientan sobrepasados por la situación. También pueden sentir vergüenza o miedo a no poder amar a su propix hijx. Y sobre todo suele ser complicado encontrar respuestas fiables a las preguntas que se plantean.

Unx niñx como otrx cualquiera

Empecemos con lo más importante: su hijx está bien tal como es, y puede crecer siendo tan feliz como lxs demás niñxs. Su anatomía sexual es tan poco relevante en esta edad como la anatomía femenina o masculina de lxs otrxs niñxs. En muy pocos casos se dan complicaciones graves que requieran un tratamiento urgente.

Tómese su tiempo

Así pues, no se deje presionar. Permita a su hijx conocer su cuerpo. No se puede predecir su identidad sexual ni la de la persona adulta que será, como tampoco sus deseos respecto a su propio cuerpo y su sexualidad. Cuando vaya creciendo, su hijx podrá expresarse por sí mismx. Los tratamientos a los que algunas personas inter* deciden someterse por su propia voluntad, por ejemplo para modificar su cuerpo haciéndolo más masculino o más femenino, todavía siguen siendo posibles más adelante.

Las operaciones, pero también algunos tratamientos hormonales, no son reversibles en los cuerpos infantiles. Muchas personas adultas intersexuales se ven obligadas a vivir hoy con las consecuencias de tratamientos a los que fueron sometidas sin su consentimiento.

Los estudios muestran que los padres y madres que han sido asesoradxs por personal no médico son mucho más reacixs a permitir operaciones para modificar los órganos sexuales. Y también en la medicina empieza a notarse un cambio en este aspecto: las directrices en vigor actualmente desaconsejan operar a niñxs inter* en los casos en que no exista un riesgo muy grave para la vida.

Apoye a su hijx y a sí mismx

Sobre todo en los primeros años de vida, usted debe proteger, como persona aliada de su hijx, su derecho a la integridad física y a la autodeterminación.

Lxs niñxs intersexuales son capaces de desarrollar una relación sana y natural con su cuerpo y su anatomía sexual, siempre que no se les oculte información al respecto y sus personas de referencia traten el tema con naturalidad. En este proceso también puede ayudar el contacto con modelos de personas adultas inter*.

En los grupos de padres y madres y en puntos de asesoramiento inter* encontrará personas con experiencia en las cuestiones que se está planteando en su situación. Hablando con personas adultas inter* puede averiguar más sobre su experiencia vital. Las organizaciones inter* ofrecen además materiales informativos de gran utilidad.

Ihre Meinung ist gefragt!

Helfen Sie uns, das Regenbogenportal noch besser zu machen und nehmen Sie an unserer Umfrage teil.