+

Inter… ¿qué?

No todas las personas vienen al mundo como niños o niñas. En general, la gente conoce poco la situación de las personas intersexuales y abundan las medias verdades. Sin embargo, no son tan pocas como parece.

Las personas intersexuales poseen características sexuales corporales que no pueden clasificarse únicamente como masculinas o femeninas. Se habla también de variaciones innatas de las características sexuales corporales. Puede tratarse, por ejemplo, de los órganos sexuales, la producción de hormonas, la estructura cromosómica, la constitución física, la distribución del vello o la masa muscular.

A veces la intersexualidad es evidente ya desde el nacimiento; otras veces se constata más tarde.

¿Cuántas personas intersexuales hay?

En Alemania no existen estadísticas oficiales sobre el porcentaje de personas intersexuales en relación a la población total. Algunas estimaciones científicas varían entre un 0,02 y un 1,7 por ciento, dependiendo de cuántas formas de intersexualidad se toman en cuenta. Esto significa que puede que aproximadamente unx de cada 60 bebés recién nacidxs sean intersexuales.

En todo caso, en Alemania hay más personas inter* de las que parece, ya que muchas de ellas ocultan su intersexualidad para no ser discriminadas. A menudo también se da el caso de que no son conscientes de su propia intersexualidad.

¿Son las personas intersexuales un tercer género?

No. Las personas inter* tienen, como otras, características sexuales corporales muy diferentes. Asimismo, sus identidades de género también son diversas: pueden identificarse como mujeres, hombres, personas no binarias y/o inter*. El asterisco en la abreviación “inter*” expresa esta diversidad.

¿Es la intersexualidad una enfermedad?

No. No obstante, unas pocas formas concretas de intersexualidad pueden estar relacionadas con riesgos específicos para la salud. Por lo demás, las personas inter* pueden estar sanas o enfermar como las demás.

Sin embargo, la medicina utiliza diferentes diagnósticos para las distintas formas de intersexualidad agrupadas bajo el concepto de “trastornos del desarrollo sexual” (DSD por sus siglas en inglés: “Disorders of Sex Development”). Este término es rechazado por muchas personas inter*, ya que describe su sexualidad como un “síndrome” o un “trastorno” y provoca la impresión de que su cuerpo tiene un problema y debe someterse a tratamiento.

¿Por qué son controvertidos los tratamientos médicos de personas inter*?

Las organizaciones inter* denuncian que muchas personas intersexuales siguen siendo sometidas a operaciones o tratadas con medicamentos poco después de nacer o durante su infancia para hacerlas “inequívocas” sexualmente. A menudo, estas intervenciones se realizan sin ser necesarias para la salud y sin consentimiento informado previo. No son reversibles, frecuentemente conllevan tratamientos ulteriores de por vida y deterioran considerablemente la calidad de vida de las personas intersexuales. Los órganos internacionales de derechos humanos consideran que estas intervenciones son una violación del derecho humano a la integridad física y a la autodeterminación sexual.

Ihre Meinung ist gefragt!

Helfen Sie uns, das Regenbogenportal noch besser zu machen und nehmen Sie an unserer Umfrage teil.