+

Cómo tratar a las personas intersexuales de forma respetuosa y solidaria

Si alguien le revela que es intersexual, puede que se sorprenda mucho y que se pregunte: ¿cómo debo comportarme? ¿Qué forma de apoyo desea esta persona?

Respetar la esfera privada

Las personas intersexuales tienen, como todo el mundo, derecho a una esfera privada, especialmente en lo que respecta al cuerpo y a la sexualidad. Deje que sea la persona en cuestión quien decida qué información quiere compartir con usted y en qué momento.

Nunca desvele la intersexualidad de una persona a no ser que tenga su consentimiento expreso para hacerlo en ese lugar y círculo social concretos; las personas inter* son las que mejor saben valorar cuándo y dónde pueden exponer su intersexualidad sin correr demasiados riesgos.

Reconocer la experiencia

Cuando las personas intersexuales relatan su experiencia, a menudo se encuentran con que esta se pone en tela de juicio, se ignora y se ningunea o se dramatiza de forma desproporcionada. Esto puede suceder con preguntas y comentarios como los siguientes, por ejemplo:

  • “¿Estás segurx?” – La intersexualidad marca la vida de las personas inter*, y seguramente ella_él lleva mucho tiempo en contacto con el tema.

  • “Esa información es demasiado íntima.” – Si estamos hablando de una información que en el caso de tratarse de un hombre o una mujer no se percibiría como demasiado íntima, este comentario contribuye a la invisibilidad de los cuerpos y las vidas intersexuales.

  • “He leído que en otras culturas son dioses.” – Quien tiene delante no es ninguna deidad, sino una persona con deseos y proyectos aquí y ahora.

Si usted considera importante el diálogo y quiere tratar a las personas inter* con respeto, debería evitar comentarios como los de arriba. No reinterprete experiencias que usted no ha vivido. En lugar de eso, esfuércese por aceptar el testimonio de esta persona tal como se lo cuenta. Aprecie la confianza que le muestra la persona que tiene delante. Muéstrese abiertx.

Dirigirse y hablar con una persona inter*

En el contexto médico y en el lenguaje cotidiano se usan muchos términos para referirse a la intersexualidad que las personas inter* critican por ser despectivos, eufemísticos o engañosos. Respete la autodenominación y los términos que usa la persona que tiene delante para hablar de sus vivencias.

Algunas personas intersexuales utilizan formas de tratamiento o pronombres con los que quizás usted no esté familiarizadx; otras se sienten a gusto si se dirige a ellas con “señor” y “él” o con “señora” y “ella”. Si no está segurx de qué tratamiento es el deseado, pregunte.

Solidaridad inter* en el día a día

El desconocimiento general sobre la intersexualidad en la sociedad contribuye a la discriminación y la violación de los derechos humanos de las personas intersexuales. Cualquiera puede luchar contra este desconocimiento:

Siga informándose sobre el tema y anime a otrxs a que hagan lo mismo. Levante la voz cuando no se tenga en cuenta a las personas intersexuales.